Si existe un tema físico que preocupa por igual a hombres y mujeres es la alopecia. No solo por una cuestión de belleza, sino porque la alopecia implica un cambio físico que afecta a la autoestima y calidad de vida. Es importante detectar el problema a tiempo y tomar las medidas necesarias si se le quiere poner solución.

Debemos observar si sufrimos una  pérdida “importante” de cabello al peinarnos, al lavarnos el pelo o si encontramos cabello en la almohada. La clave para detectar la caída del pelo es revisar regularmente la salud del cabello, debemos  evaluar de forma regular la presencia y gravedad de:

  • Encontrar muchos pelos en la almohada al levantarse
  • Tener molestias en el cuero cabelludo, como: picor, dolor, eczema o escozor
  • Perder muchos cabellos al lavarse, cepillarse o peinarse el pelo
  • Tener un cabello graso

La pérdida de pelo depende de diferentes factores, pero principalmente tiene que ver con el estado del folículo y del cuero cabelludo. Los folículos pilosos son la parte de la piel que da crecimiento a los pelos, si estos no están en buen estado no producirán pelo apareciendo así las zonas con ausencia de vello.

Por lo general, en los hombres el pelo se pierde antes en las sienes o en la parte superior de la cabeza y hacia atrás. Este patrón se denomina calvicie de patrón masculino.

En las mujeres, el pelo casi siempre se pierde antes en la parte superior de la cabeza. Normalmente el pelo se vuelve más fino, más que perderse por completo, con lo cual, la línea del nacimiento del pelo permanece intacta. Este patrón se denomina calvicie de patrón femenino.

Los técnicos capilares  de Tizho´s os recomiendan seguir una serie de recomendaciones y consejos para mejorar la salud del cabello:

  • Seguir una alimentación adecuada, ya que si falta algún nutriente en nuestro organismo el aporte se le retira al cabello.
     
  • Es fundamental mantener el cabello limpio con champús adecuados al tipo de pelo.
     
  • Aplicar las mascarillas en las puntas y en las zonas medias del pelo, nunca en la raíz.
     
  • El cabello debe secarse con una toalla primero, después al aire libre o con un secador a temperatura media.
     
  • Proteger el pelo con protección solar y con sombreros.