La alopecia, alteración de la caída del cabello, puede tener diferentes causas, una mala alimentación puede influir en que tu cabello se resienta o incluso favorecer su caída. Una buena dieta ayuda a que tu pelo crezca sano y fuerte.

La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) nos indica que la alopecia no es sinónimo de perdida de cabello, ya que el cabello se cae de forma constante, pero se regenera. La alopecia sucede cuando este ciclo se ve alterado, bien por que no se recupera el cabello perdido, bien por que el que nace es un cabello más fino o más pequeño.

Existen pluralidad de causas que pueden influir en la alteración de la renovación de nuestro cabello: hormonales, genéticas, estrés, fármacos, mala alimentación … Si la perdida de cabello no se debe a factores genéticos u hormonales podemos ayudar a mejorar la calidad de nuestro pelo con una adecuada alimentación.

Para que la alimentación sea efectiva contra la alopecia y revierta, controlar la renegación de cabello, lo recomendable es incluir en nuestra dieta alimentos de alta densidad nutritiva, es decir, alimentos que poseen un alto nivel de nutrientes en relación a su volumen.  Se aconseja nutrientes de calidad como proteínas, grasas insaturadas saludables, hidratos complejos, vitaminas y minerales.

A continuación os detallamos qué alimentos favorecen el crecimiento y regeneración de un pelo fuerte y sano:

  • Alimentos ricos en zinc: avellanas, almendras, copos de avenas, queso, pollo y pavo.
  • Alimentos ricos en cobre: cereales integrales, legumbres, ciruelas, pasas, hígado.
  • Alimentos ricos en omega 3: salmón, aguacate, aceite de linaza y soja, semillas.
  • Alimentos ricos en biotina: huevos, guisantes, nueces, salmón, plátano, levadura de cerveza, arroz integral.
  • Alimentos ricos en hierro: mariscos, hígado, morcilla, frutos secos, sésamo, quinoa.

Por otro lado, existen alimentos que debemos evitar ya que afectan negativamente a la salud del cabello como alimentos procesados, comida rápida; alimentos ricos en azúcar como refrescos, salsas, bollería industrial; alimentos con un índice glucémico elevado, pasta, arroz, pan blanco; y por supuesto se recomienda reducir al máximo la ingesta de  alcohol.  Asimismo es aconsejable evitar dietas restrictivas o milagrosas, donde el déficit de nutrientes es alto.

En Tizho´s, recomendamos una vida saludable en el sentido amplio de la palabra, donde una buena alimentación, deporte, descanso y grandes dosis de buen humor nos ayudan a llevar una vida tranquila en todos los ámbitos de nuestra vida.  Un estado de animo positivo repercute directamente sobre nuestra salud.