El peluquín o bisoñé ha sido tradicionalmente una solución “tabú” contra la alopecia debido a su falta de naturalidad. Se caracterizaba por tener  una base gruesa y mucho volumen interno.

Durante los últimos años el peluquín ha popularizado su fama debido a las prótesis capilares indetectables, mucho más realistas y naturales que el tradicional bisoñé, acentuando el número de personas que hoy en día usa prótesis capilares.

Las prótesis capilares actuales buscan imitar casi a la perfección el cabello natural, con el fin de cubrir de forma indetectable las zonas de la cabeza que carecen de pelo (prótesis parcial) o cubrir por completo la cabeza cuando la perdida de cabello es total (prótesis total “peluca”).

Con independencia de los diferentes tipos de prótesis capilares que existen en la actualidad, hoy las bases simulan la piel humana,  se confeccionan con diferentes materiales innovadores que logran una apariencia de lo más natural y permiten que el cuero cabelludo transpire a la perfección.

La verdadera prótesis capilar es la que imita a la perfección el propio pelo, es decir, son creadas para cada persona de forma personalizada. En su diseño es necesario tomar medidas de la cabeza, imitar los salientes y entradas del nacimiento natural del cabello, los matices de color, las densidades de cabello en las distintas áreas e incluso los remolinos.

Las prótesis capilares indetectables se adhieren mediante adhesivo hipoalergénico o a través de clips donde se necesita  pelo para adherirlo (caso de alopecias que no sean totales). Esta fijación a diferencial del peluquín convencional permite hacer una vida normal, hacer deporte, bañarse, dormir, peinarse ….

Las prótesis capilares requieren de mantenimiento regular para conservar su estado. Es importante hacer limpieza tanto del sistema como del cuero cabelludo. Para ello se recomienda hacer un seguimiento semanal en caso de dormir con ella o una vez al mes si no duerme con el. La higiene del sistema es importante para la durabilidad del mismo.

En Tizho´s somos especialistas en prótesis capilares a medida desde 1986. Por ello solo trabajamos de forma artesanal con materiales totalmente naturales. Nuestras piezas son únicas para cada cliente.